CATEGORIAS

jueves, 16 de enero de 2014

Toñas de miel, un placer...¡divino!



   Pues sí,  un placer divino por varios motivos. El primero, es evidente, porque están buenísimas.
   Y el segundo, porque las primeras toñas de miel que conocí salieron de las manos primorosas de las monjas dominicas de Orihuela, instaladas en el Convento de la Trinidad y desde el que venden todo tipo de dulces en horario de mañana y tarde.
   En alguna ocasión os he comentado que estuve unos años viviendo en Castellón. Y, cuando por Navidad bajábamos unos días a Cartagena para pasarlos con la familia, en más de una ocasión paramos en el convento para comprar una cajita de estas deliciosas toñas de miel, que eran mi perdición.


   Hace ya más de 6 años que nos instalamos definitivamente en Cartagena y poco a poco las toñas fueron cayendo en el olvido... hasta que hace unos meses volvieron a mi memoria con tal fuerza que no paré hasta encontrar una receta que me convenciera, aunque no ha sido fácil, ya que hay un postre típico valenciano que se conoce también como toña (a pesar de que no tiene nada que ver) que tiene monopolizado el google... pero al final conseguí la receta y aquí os la dejo:

Ingredientes:

- 1 kgr.de harina (con esta harina la masa me quedó muy blanda y difícil de trabajar, así que por mi cuenta y riesgo os diría que mejor pongáis unos 100 grs más de harina).

- 500 ml de aceite de oliva.

- 250 grs. de azúcar.

- 250 grs. de anís.

- La corteza de 1 limón.

- 1 bote de miel.



En un cazo poner a calentar el aceite junto con la piel de limón.
Estará listo cuando el aceite empiece a risporrotear. Retirar la piel de limón.
Poner la harina en un bol grande y escaldarla vertiendo encima el aceite caliente.
Remover bien con una cuchara de madera
Añadir el azúcar y remover bien.
Añadir el anís y volver a remover bien.
Como os he dicho antes, la masa me quedó demasiado blanda y difícil de trabajar.
Estirar la masa y cortarla con un cortapastas con forma de flor.
Clavar los dedos en cada pétado y en el centro para darle su forma característica.
Deben quedar con medio cm de grosor.
Precalentar el horno a 180º y hornear durante 15/18 minutos.
Poner la miel en un cazo y calentar hasta que quede líquida.
Bañar las toñas en la miel y ponerlas a escurrir.



   Os dejo también la versión para amasarlas en Thermomix:
   Poner el aceite en el vaso junto con la piel del limón y programar 10 minutos, Varoma, vel. 1. Después echar la harina de golpe para que se escalde y programar 1 minuto vel.5.

  Añadir el azúcar y el anís y amasar unos 2 minutos velocidad 5, hasta que esté todo bien mezclado.

  Como veis, no tienen ninguna dificultad. Probarlas porque están buenísimas.




   ¿Conocíais las toñas de miel?¿Os animaréis a hacerlas?

    Por cierto, en teoría las toñas cogen todo su sabor pasados unos días por lo que se recomienda esperar una o dos semanas antes de comerlas... ¿seréis capaces de esperar? Yo no jajaja
   Besitos.

17 comentarios:

  1. Pues mira, yo no las conocía, pero tienen una pinta tremenda. Muchas gracias por compartir la receta, me la apunto. Un besote

    ResponderEliminar
  2. No las he probado nunca pero ricas si que deben estar, saludos!

    ResponderEliminar
  3. Yo también soy de Cartagena!!! La verdad es que no conocía este postre pero tiene una pinta espectacular y no parece difícil de hacer. Por aquí tenemos postres muy típicos que están muy buenos :D

    Besos

    ResponderEliminar
  4. No las he probado pero me acabas de matar con la entrada.
    Estoy a dieta!!!!! y es un asco!!!! Yo me quiero comer una torta y lo que se me ponga por delantes ;)

    ResponderEliminar
  5. No las conocia pero tienen que estar buenisimas!! a ver si me animo un dia a hacerlas!
    Besines

    ResponderEliminar
  6. Pues no las conocía y la verdad es que tienen muy buena pinta. Gracias por compartir la receta.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Hola guapa!!
    Ains madre miaaaaaaaaaaaaa, que tentacion!!! ahora mismo no puedo comerlas, pero tienen una pintazaaaaaaa
    Besines

    ResponderEliminar
  8. Tiene una pinta estupenda!!! apunto la receta!!

    ResponderEliminar
  9. Están buenisimas, a Juanpe le ha encantado ¡Que pecado!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje sí que son un pecado, sí. Me alegro de que os hayan gustado.
      Besitos.

      Eliminar
  10. Mi familia materna es de Dolores, pueblo de la vega baja del Segura y alli se llaman Tortas "escaldás" es el mejor dulce de la Navidad

    ResponderEliminar

Tus comentarios me hacen muy feliz. ¡Gracias!